Pan de Vida CER ofrece a las comunidades que requieren solucionar el problema de la mal nutrición la creación de comedores comunitarios bajo el Modelo Operativo Pan de Vida CER el cual involucra activa y comprometidamente a la comunidad beneficiada en la operación del comedor mediante la labor de las madres voluntarias. Pan de Vida CER enfoca sus esfuerzos hacia la seguridad alimentaria y cambio de hábitos contribuyendo con el 35% del aporte nutricional que debe recibir una persona diariamente.

Mediante el suministro del almuerzo de lunes a viernes,  los beneficiarios  tienen acceso a todos los alimentos que componen la minuta,  alimentos  energéticos, constructores y reguladores, mejorando la ingesta y variedad de alimentos, siempre de excelente calidad. El Programa Nutricional permite que el grupo familiar del beneficiario (madre, abuela o hermanos) también tengan la posibilidad de recibir la alimentación en el comedor al mismo tiempo, esto con el ánimo de fortalecer las relaciones familiares y el compartir que se generan al rededor de la mesa. El grupo poblacional a quienes está dirigido el programa incluye a niños y niñas de 2 a 17 años, adultos mayores, madres gestantes y lactantes y madres voluntarias. En los últimos tiempos se ha ido vinculando un gran número de población venezolana que requiere apoyo nutricional.

En el 2020 están en operación cuatro comedores en zonas con grandes desafíos sociales, atendiendo diariamente un promedio de 750 beneficiarios directos  con el apoyo operativo de 70 Madres voluntarias


Comedores 2020

  1. Comedor La Gloria, San Cristóbal Sur, Bogotá.
  2. Comedor Altos de La Florida, Comuna 6, Primer sector, Soacha.
  3. Comedor Betania, León XIII, Soacha.
  4. Comedor Chimbe, vereda, Albán, Cundinamarca.